Energía solar definición y significado

Energía solar definición y significado

Desde hace muchos años atrás se ha venido aprovechado la energía solar como un método alternativo de fuente energética para la supervivencia y para las labores domésticas de forma casi que empírica, sin embargo, con la invención de la primera celda solar y el descubrimiento del efecto fotovoltaico en 1.839 por el físico francés Edmond Becquerel, su continuo estudio, desarrollo constante a nivel productivo y los brillantes resultados que se han obtenido a escala mundial, es increíble lo que hoy en día representa la energía solar para la sociedad, las naciones y el planeta Tierra, por ello, hoy revelaremos a ciencia cierta ¿cuál es su definición? ¿qué significado posee? y, ¿cuáles son sus mayores beneficios? Acompáñanos.

Definición de energía solar

Energía solar definición y significado

 

La energía solar en términos sencillos, consiste en la captura de luz y calor que proporcionan los rayos que emite el Sol a través de colectores térmicos y células solares fotovoltaicas que la almacenan y luego la convierten en energía térmica y energía eléctrica respectivamente.

Esta energía convertida según sea el caso, es muy útil para emplearla de forma inmediata o paulatina, mediante dispositivos (baterías) que se encargan de redistribuirla a medida que sea requerida.

Significado de energía solar

Energía solar definición y significado

Ahora que ya conocemos su definición, podemos adentrarnos y profundizar más acerca de su significado, sobre todo en estos tiempos modernos en donde la energía solar juega un papel importante para la existencia de la vida misma, ya que, posee una diversidad de beneficios que ninguna otra fuente de energía ofrece, entre ellos destacan:

  1. Es una energía limpia e inagotable, 100% ecológica, y su emisión no deja ningún residuo, ni al medio ambiente o a la población.
  2. Es seguro para el hábitat de aves y no causa contaminación sónica.
  3. No genera impacto ecológico durante su captación, recolección y distribución, ni deja contaminantes.
  4. Puede almacenarse y ser aprovechable en cualquier momento.
  5. Costo de inversión accesible, gracias a la competencia entre fabricantes debido a la gran demanda y la utilización de materiales más sustentables.
  6. Ahorro significativo en la factura por reducción de consumo de energía eléctrica convencional.
  7. Se adaptan fácilmente a cualquier tipo de diseño que exista en la vivienda o zona residencial.
  8. Sus instalaciones no requieren ningún mantenimiento en su tiempo de vida útil.
  9. Genera empleos directos e indirectos a pequeña y gran escala, mayormente donde se aplican proyectos de envergadura como plantas solares, contribuyendo de esta manera al desarrollo sostenible.
  10. Es la mejor opción en zonas desérticas o lugares remotos donde no llega la energía eléctrica convencional.
  11. Contribuye con el alumbrado público de vías y carreteras, así como plazas, parques y complejos deportivos o sociales.

Viendo todos los beneficios que brinda la energía solar es muy notable el significado que tiene a nivel ambiental, económico, social y gubernamental, en donde con el pasar de los años se hará mucho más evidente el empleo de dicha tecnología para suplantar los métodos convencionales de suministro energético usados en la actualidad, y esto ya es una realidad tangible a mediano y largo plazo, ya que, la capacidad de producción instalada a nivel mundial supera los 750 GW, siendo Alemania, España, Japón, Italia, Estados Unidos y China los que mayor producción instalada tienen hasta ahora, aunque ciertamente esta tendencia viene fuertemente en crecimiento y se espera que para el año 2.021 se generen al menos 140 GW más en todo el mundo.